Usos de un aceite facial, ¡te enamorarán!


El uso de un aceite facial es multifacético, no te angusties; no te dejará la cara brillosa y mucho menos grasosa, si son naturales se absorberán súper rápido y te dará un acabado glow muy luminoso y sano.

Los puedes usar tanto de día como de noche, solo toma en cuenta que siempre debes usar un buen protector solar ya sea que uses aceites, cremas o geles faciales.

Como primer

Se usa antes de aplicarte el maquillaje.

Te va a hidratar la piel, te nutrirá a profundidad y evitarás tenerte que poner cremas antes de maquillarte que normalmente hacen pequeñas grumos o bolitas.

Además fija mucho el maquillaje a la piel y la prepara para todo lo que vayas a ponerle encima.

Evitará que la piel “chupe” el maquillaje, por lo que estará mucho más tiempo maquillada.

Aplica tu aceite facial directamente en la piel, y si quieres más glow unas gotitas en el maquillaje estará muy bien.

Mezclados con tu crema favorita

Los aceites faciales son perfectos para poner una gota de ellos en tus cremas y potenciar su función. Te harás de un producto 'multi-tarea', lo más completo posible para sacarle todo el partido.

Como primer de labios

Ideal para los labiales mate, o lo de larga duración que son los que a veces resecan más o se agrietan rápidamente. Una gotita en tus labios antes de color tu labial favorito te dará más tiempo de maquillaje perfecto.

Como tratamiento intensivo

Los aceites faciales dan resultados en tiempo récord. Los daños de varios meses pueden verse reparados en tratamientos de cura intensivos si se utilizan como único producto, mañana y noche. Dedícale unos minutos a masajear el producto en profundidad para que se absorba mejor y de mejores resultados en las zonas que más lo necesites.

¿Cómo usarlos?

Paso 1 Siempre sobre la piel limpia y húmeda, esto para una rápida hidratación y una mejor aplicación.

Puedes usarlos tanto de día como de noche (revisa que sean los aceites indicados)

Toma 4 gotas en la palma de tus manos, júntalas y calienta el producto frotándolas. Inhala a continuación el aroma acercándolas a tu nariz. Inspira profundamente.

Paso 2 Coloca el aceite haciendo toquecitos y deslizando suavemente, y de manera ascendente en toda tu cara.

Paso 3 No olvides el cuello, de manera ascendente también debes aplicarlo.

Paso 4

Presiona ligeramente con tus manos en toda la cara y cuello, para una mejor absorción.

Nota: Aplica en zonas concretas una gota reparadora, puede ser en zonas deshidratadas específicas, como la nariz o la barbilla. Una pequeña gota para iluminar la zona de las mejillas o la zona situada sobre el labio superior o bien bajo tu crema hidratante para complementar su eficacia.


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram Social Icon