La piel sensible y cómo ayudarla


Tener la piel sensible es un tipo de piel que se padece a diferentes edades, puedes ser muy joven o una persona en la madurez pero es un hecho que siempre se debe de mimar un poquito más a este tipo de piel. Las características que presentan son de tirantez, picor, enrojecimiento, granitos, descamaciones, irritaciones, erupciones o tener aspereza al tacto. La piel sensible no solo es en la cara, puede también presentarse en el cuero cabelludo y en el cuerpo.

¿Cómo cuidar la piel sensible?

  1. La hidratación es fundamental, para mejorar el aspecto de la piel y protegerla de las agresiones externas. Hidratar con productos especiales la piel del rostro por la mañana y por la noche, antes de dormir, y la del cuerpo después de tomar un baño.

  2. Protégete del sol. Los rayos solares están entre los principales responsables de la piel sensible, así que es importante utilizar cremas que lleven protección SPF, incluso en invierno, en la ciudad ¡y en la sombra!.

  3. Productos de cuidados y cosméticos ideales para las pieles sensibles, sin perfumes, sin alcohol, sin conservadores artificiales, que respeten el equilibrio natural de la piel.

  4. Rutina diaria de limpieza, suave. La limpieza en las pieles sensibles es fundamental debe ser muy suave, pues los movimientos agresivos irritan la piel. Ten precaución con los productos de limpieza que se usas, ya que la piel sensible reacciona mal ante el uso de ciertos jabones.

  5. Usa agua tibia y reduce el tiempo de la ducha. El agua caliente deshidrata la piel, por eso

es recomendable, en la medida de tus posibilidades, utilizar agua templada para bañarte y fría, para lavarte la cara. Reduce el tiempo de tu ducha.

  1. Huye del estrés y de la fatiga. La piel sensible reacciona ante situaciones de estrés y de fatiga con brotes y erupciones, así que nuestro consejo es que si tu piel es sensible, evites estas situaciones, procurando siempre estar relajada.

  2. Evitar situaciones del medio-ambiente extremas. Por un lado el frío es un gran enemigo de las pieles sensibles, por lo que en invierno hay que extremar los cuidados. Y la sequedad del ambiente extremo resulta perjudicial para la piel sensible. Por eso es importante mantener una buena hidratación, tanto con productos, como tomando agua suficiente.

  3. Evitar comidas muy especiadas que pueden empeorar los síntomas de una piel sensible.

#pielsensible #aceites #aceitesfaciales #aceitedecalendula #cuidadospielsensible #comoeslapielsensible

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram Social Icon