¿Piel grasa? Los aceites faciales no son problema


Pareciera contraindicatorio y hasta ilógico poner aceites en una piel que tiende a ser grasa, bueno al menos es lo que nos han hecho creer por muchos años.

Siempre escuchamos que lo mejor para una piel grasa es usar productos que la súper limpien con productos “sin aceites”.

Estamos para develar la verdad sobre los aceites faciales

Quitar todo el exceso de grasas ayuda; definitivamente no

Muchos piensan que para combatir la piel grasa, necesitamos usar productos agresivos para eliminar el exceso de brillo. ¡no, no y no!

Limpiar en exceso la piel, en realidad pone a trabajar al máximo a las glándulas sebáceas haciendo que la piel produzca más aceite para compensar el efecto de que le han quitado toda su grasa natural.

Si pones el aceite ideal para tu piel, lo que pasará es que tus glándulas sebáceas descansarán, produciendo de manera natural menos grasa.

Solución a pieles grasas; con aceites

Los aceites faciales pueden hacer milagros para las pieles con exceso de grasa, las pieles mixtas e incluso las que son propensas al acné.

Si usas un aceite natural y puro, combinados con vegetales y esenciales y los ideales para el tipo de piel, pueden ayudar a:

  • Equilibrar la producción de grasa

  • Reducir el brillo

  • Limpiar los poros

  • Prevenir la salida de granitos

Solo las pieles maduras o secas necesitan de aceites; también las grasas

Absolutamente no, todos los tipos de pieles necesitan aceite para poder funcionar mejor y verse mejor. Este aceite crea una barrera que ayuda a protegerla del medio ambiente. Así que si eres muy joven, o eres un adulto joven comienza a cuidar tu piel con aceites naturales.

No todos los aceites son iguales; hay específicos para las pieles grasas.

Hay aceites que pueden resultar desfavorables a las pieles grasas, aceites que son comedogénicos (obstruyen los poros) y crear un problema para la piel, estos aceites pueden ser los de coco, coco fraccionado o las mantecas.

Pero los hay que son ideales por sus propiedades porque ayudan a limpiar a fondo, descongestionan y tienen propiedades anti-bacterianas y bactericidas. Entre ellos los de jojoba, neem, uva, chabacano y los esenciales como el tea tree, romero o bardana.

En general, los aceites hidratan, nutren y regeneran. Si quieres puedes combinarlos con tus humectantes diarios y entonces tendrás una mayor nutrición y promoverán una piel con aspecto más saludable.


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook - Círculo Negro
  • Instagram Social Icon